viernes, 18 de noviembre de 2022

Reseña: Todos quieren a Daisy Jones


El momento adecuado, la canción adecuada y la persona adecuada. Que bien suena. ¿Verdad? Pero… ¿Y si te hubieras enamorado en el momento menos oportuno de la persona menos adecuada?


Ella, que tenía todo lo que se podía ver, sin embargo carecía de todo lo que no se podía mirar… Ella, que jamás quiso ser la inspiración para la gran idea de un hombre. Ella, que siempre estaba rodeada de gente y sin embargo, solo tenía una amiga. Ella, que cuando encontró la aprobación que durante tanto tiempo había perseguido, se halló tremendamente insatisfecha consigo misma. Ella, que una y otra vez había tomado decisiones que hacía que todo fuera a peor, nunca a mejor y al final, se vió así misma, al borde del precipicio.... Bienvenidos a “Todos quieren a Daisy Jones”.


Os prometo que lo único que sabía cuando empecé este libro era que la trama giraba en torno a un grupo de música, en serio, fuí completamente a ciegas y os prometo que nunca antes una historia me había roto tanto los esquemas. De verdad que no esperaba encontrarme con lo que me encontré. Y es que, no se parece a nada que haya leído NUNCA. Y bueno, no os voy a mentir, al principio pensé que que esta novela estaba bastante sobrevalorada, pero conforme fuí pasando las páginas, fuí comprendiendo porqué se había convertido en el libro favorito de mucha gente, por qué se estaba convirtiendo en uno de mis libros favoritos.


El poder de este libro reside en la forma en la que está escrito. A través de una entrevista, Taylor Jenkins Reid, la autora, nos presenta a Daisy Jones y a los integrantes de la banda “The Six”, incluídas muchas de las personas que estuvieron a su alrededor como gente del equipo técnico, amigos, parejas de los componentes del grupo… Respuesta tras respuesta iremos encontrando la verdad entre los diferentes puntos de vista de todos estos personajes y sabremos todo lo que pasó con ellos desde 1965 hasta el 1979. Y de verdad, si este libro estuviera escrito en un formato más convencional, esta historia no sería ni la mitad de buena... Por eso, valoro mucho cuando las autoras consiguen dar con la voz adecuada para contar una historia y es que aquí, en ningún momento te cuestionas si es un libro de ficción o no porque todo se hace real desde el segundo uno.


Algo interesante, original y bueno. Eso es lo único que quería hacer Daisy Jones con su vida; formar parte de algo y que la quisieran de verdad. Por eso, cuando le dan la oportunidad de cantar con el grupo de rock, “The Six”, no se lo piensa y allí, encima del escenario, cantando junto al cantante de la banda, Billy Dunne, con el público chillando su canción… Entiende quien quiere ser.


Esta historia nos habla de muchas cosas; la fe, el éxito, el fracaso… Nos habla del amor, de la familia, de la maternidad, de la amistad, del trabajo…. Nos enseña para qué sirve el ego, que podemos hacer con las adicciones, qué sería de nosotros mismos si cambiáramos de decisión en el último momento… Pero, sobre todo, es una novela que nos habla de lo doloroso que es luchar contra nuestros propios impulsos. De redimirse. Y dios mío… No os podéis imaginar lo desgarrador que puede llegar a resultar leer este libro. Sentir este libro bajo la piel. Y es que hay frases que son como disparos y hay escenas que pagarías por poder vivirlas.


Antes os he mencionado a Daisy Jones y a Billy Dunne que para mí, juntos son como un cóctel explosivo. O sea, es que hasta se puede palpar la electricidad que irradian… Pero este libro también tiene más voces y más historias que contar como la de Karen y Graham, la teclista y el guitarrista principal del grupo, la de Warren Rhodes, el batería, que para mí es el que le pone humor a estas páginas, la de Eddie y Rod, el otro guitarrista y el mánager, que por el contrario, son los que ponen algo de cordura… También es la historia de Simone Jackson, la mejor amiga de Daisy Jones, que sin duda, es uno de los personajes claves de esta novela. Y por supuesto, es la historia de Camila, la esposa de Billy Dunne, que ha sido mi personaje favorito por excelencia. En serio, he aprendido mucho, mucho de ella… Todos son importantes, todos son diferentes y todos están perfectamente definidos; llenos de luces, de sombras, llenos de grises… Y al final, es que estamos hablando de un libro de personajes, por eso, considero que la autora ha hecho un trabajo admirable a través de ellos.


Por otra parte, la música es uno de los ingredientes principales de estas páginas. Todo lo que esta nos hace sentir, el significado que tienen las letras de las canciones… Las interpretaciones que cada uno les damos. Y es que como bien dice Taylor Jenkins Reid, el arte no le debe nada a nadie, las canciones hablan de sentimientos, no de hechos. Expresarse tiene que ver con lo que se siente al vivir, no con tener o no derecho a reclamar una u otra emoción en un momento dado… Es que de verdad, se me siguen poniendo los pelos de punta y os prometo que daría lo que fuera por asistir a uno de sus conciertos.


¿Me arrepiento de haber leído este libro tan rápido? ¡SÍ! Pero eso solo puede significar que no tardaré en hacer una relectura. Una, en la que pueda disfrutar de cada detalle sin estar a punto de sufrir un infarto por no saber lo que va a pasar en el siguiente párrafo. ¿Entendéis ahora porqué no he podido parar de leer? Porque la autora consigue mantener la tensión y la expectación hasta el final. Y a lo mejor, esto que os voy a decir a continuación os lo vais a tomar a risa, pero ahora que he acabado este libro, siento que puedo volver a ser persona; tener vida social, pensar por mi misma… Porque mientras lo estaba leyendo, estaba como abducida, en serio. Y mira que este libro habla mucho sobre drogas y alcohol, pero si queréis una emoción fuerte, una adicción de verdad, leed esta historia. Compraros este libro. Porque. No. Vais. A. Poder. Parar. De. Leer. ¿Lo peor? Que ahora que lo he acabado, no puedo evitar seguir pensando en estos personajes, en las decisiones que tomaron, en que hubiera pasado si… Vamos que mi relación con este libro ha empezado a sobrepasar la OBSESIÓN.


No puedo acabar esta reseña, sin antes mencionar el gran trabajo que ha hecho la editorial con este libro. No solo porque su edición es preciosa y está cuidada hasta el último detalle, sino porque además, creo que la traductora ha hecho un trabajo impecable a la hora de interpretar este libro. 


En conclusión, posiblemente, “Todos quieren a Daisy Jones” sea la novela más intensa, oscura y desgarradora que he leído hasta la fecha. Una historia que a pesar de todo, sabe llenarse de esperanza... Un libro que perfectamente podría ser caótico y que sin embargo, consigue convertirse en una auténtica obra de arte.

viernes, 11 de noviembre de 2022

Reseña: Pétalos de papel



Un mundo que se alimenta de historias. Un mundo con castillos de cuento, criaturas mágicas y ropas de época… Un chico lleno de mentiras y secretos bajo los guantes. Una chica que estaba destinada a olvidarlo todo.


Imagina por un momento que un día en vez de despertar en tu cama, amaneces dentro del último libro que estabas leyendo. Uno de esos cuentos de fantasía en los que existe la magia y las páginas se llenan de toda clase de criaturas mitológicas. Pensarías que todo es un sueño... ¿Verdad? Pero y si todo aquello fuese real. Y si el chico de los ojos morados que te ha encontrado y se ha ofrecido ayudarte si que existe. Y si no puedes regresar a casa… 


“Pétalos de  papel” de Iria G. Parente y Selene M. Pascual nos deja con una de las mejores premisas del panorama nacional e internacional. De hecho, detrás de estás páginas, no solo existe una gran idea, sino que además, se puede ver el gran trabajo que estas autoras han realizado para conseguir que cada pequeño detalle cobre vida propia. Es más, estoy convencida de que si este libro es tan extraordinario es porque ambas se han dejado el corazón en cada página. ¿Entendéis ya por qué este libro se ha convertido en uno de mis favoritos? Es que estamos hablando de que cada frase de este libro. Repito. CADA FRASE DE ESTE LIBRO es perfecta. De hecho, posiblemente este libro sea uno de los mejores que he leído justo por como está escrito. 


Buscarse una nueva identidad. Aprender a comportarse delante de la nobleza. Fingir ser la prometida del conde Abberlain... Todo había dejado de ser un sueño para Daniela cuando descubrió que realmente estaba en peligro... Que aquel lugar llamado Albión, no se parecía en nada a Madrid, que aquello se asemejaba más a una pesadilla que a un cuento de hadas. 


Todavía me estoy preguntando cómo estas autoras han sabido llenar todas estas páginas con lo mejor del género de fantasía, con lo mejor de la novela romántica y con lo mejor de un buen libro de misterio. Es que estamos hablando de una ambientación que te atrapa, que te teletransporta… De una historia de amor que consigue romperte el corazón para luego echarle Loctite y así, poderlo volver a romper… Y hay tantos secretos, tantas preguntas sin respuesta… Que necesitas seguir leyendo para saber que va a pasar, para descubrir el porqué de muchas situaciones… Y creéme, si Iria y Selene son expertas en algo, es en revelar cada cosa en su debido momento. 


A veces el miedo a volver a perder es demasiado fuerte. A veces el miedo a volver a sufrir consigue que te aisles y creas que estarás mejor por tu propia cuenta… Por eso, Marcus Abberlain que nació con el don de crear puentes entre mundos, se dedica a ayudar a los visitantes que llegan a Albión y se sienten perdidos… Por eso, la encontró a ella y por eso, iba hacer todo lo que estuviese en su mano por ayudarla a volver a casa, aunque eso supusiera ir contra la reina.  


Y es que… ¿Qué sería de esta historia sin sus personajes? Todavía me duele tener que haberme despedido de cada uno de ellos. De los secundarios, de los principales… Todos consiguen que estas páginas se conviertan en inolvidables. Que rías, lloras, ames, odies… Y sobre todo, empatices. Y es que todos ellos están tan bien creados que he conseguido vivir a través de ellos, a través de sus recuerdos. Una novela de amistad, de familia… De construir nuestro propio hogar. Y ha sido muy bonito complementar esta historia con las ilustraciones que ha realizado Paulina Klime, Marcus y Dani no podrían haber estado mejor representados. 


No se si en algún momento llegarán a cambiar el mundo, pero lo que sí sé es que Iria G. Parente y Selene M. Pascual están consiguiendo un lugar mejor gracias a todos sus libros. Y por eso me gusta leer todo lo que van publicando porque puedo escuchar sus gritos ante cualquier injusticia, puedo sentir sus ansias por la libertad y puedo ver la realidad que muchas veces ocultan sus palabras... En este caso, he sentido que “Pétalos de  papel” nos hablaba un poco sobre el Alzheimer, y también sobre las personas extranjeras, sobre el tema de la emigración, sobre el trato que por desgracia a veces reciben todas estas personas… O lo mismo solo han sido imaginaciones mías y estoy yo aquí poniéndome demasiado filosófica... Sea como sea, yo si que he sentido que las grietas de este mundo en el que vivimos se volvían un poco más pequeñas gracias a ellas. 


Diez años han pasado desde que las puertas de Albión se abrieron por primera vez a sus primeros visitantes. No se como sería por aquel entonces, solo sé, que ahora mismo, me parece el lugar perfecto para perderse para siempre… Para empaparme de la magia de mil mundos. Para asistir a bailes en palacio. Para crear primaveras cada año. 



Si quieres saber más sobre este libro, pincha aquí.

viernes, 4 de noviembre de 2022

Reseña: A un piso de distancia



Un beso olvidado, una camisa prestada, un musical y dos protagonistas. Hailey y Shawn… O más conocidos como Julieta y el chico de la sonrisa eterna. Él, que vive en el piso de arriba. Ella, que duerme en la habitación de abajo. Ellos, que se odian. Ellos, que no pueden dejar de encontrarse...  Ellos, que están a un piso de distancia. 


Menos de veinte páginas y yo ya sabía que esta historia se iba a quedar para siempre en mi corazón. Menos de diez páginas y yo ya sabía que este libro iba a recibir las cinco estrellas por mi parte. Y es que “A un piso de distancia” te atrapa con personajes que se hacen reales a través de las páginas, con diálogos ingeniosos y adictivos y sobre todo, con un montón de referencias a “Harry Potter” que me han hecho muy, MUY feliz.


La segunda entrega de la serie Vermont nos cuenta la historia de Hailey y Shawn y algo que me ha sorprendido para bien es lo bien que se complementa con “Yo te vi primero”, ya que ambos libros transcurren en la misma línea temporal. Y desde luego, Patricia Bonet, ha hecho un trabajo increíble entrelazando las vidas de nuestras dos gemelas favoritas, Hailey y Chelsea. Y sí, no hay que olvidar que son libros independientes, pero no nos engañemos estos libros siempre es mejor leerlos en orden, aunque en este caso, encajan tan bien que incluso recomendaría leerlos a la vez. Yo, desde luego, pienso hacerlo algún día porque sí, acabo de acabar estos libros, pero yo solo tengo ganas de releerlos.


Tensión. Esa es la palabra que utilizaría para definir este libro y es que entre Hailey y Shawn saltan chispas. De hecho, poco me ha faltado para llamar a los bomberos porque este libro es un incendio. Además, os prometo que me lo he pasado en grande leyendo estas páginas porque si algo tienes asegurado con este libro son las risas, en serio, el humor de Patricia Bonet contagia.


Y bueno, el anterior libro me hizo reflexionar mucho sobre la vida, el tiempo que tenemos… Éste, sin embargo, me ha hecho meditar sobre la gente que nos rodea. Y al final, como bien dice Shawn, todos necesitamos gente que nos sume, nunca que nos reste. Por eso creo que me encantan tanto estos libros porque en ellos encuentro ese tipo de relaciones familiares, de amistad o de pareja que consiguen tocarme el corazón. Pero, sin duda, es la complicidad que comparten las gemelas lo que ha conseguido emocionarme de verdad.


Más, más, más y más… Quiero más. Más libros de Patricia Bonet. Más entregas de la serie Vermont. Más de Scott y Chelsea. Más de Hailey y Shawn. Más páginas… Y es que “A un piso de distancia” es uno de esos libros que no quieres que acaben, y al mismo tiempo no puedes dejar de leer. Así que no os podéis hacer una idea de lo mucho, mucho, mucho de menos que voy a echar de menos a todos estos personajes. De hecho, me veo suplicándole a la autora que siga escribiendo sobre cualquier personaje secundario como Helena y Luke… Ahí lo dejo. Ahí lo dejo. Repito. ¡AHÍ LO DEJO! En fin… les he cogido tanto cariño a toda esta gente que me veo en la necesidad de ir en busca de un hechizo que me lleve al interior de estos libros… Enserio, decirme que no sería genial, ir a desayunar a The Swingin´Pinwheel o ir a pasear por la famosa playa de Burlington, incluso ver un partido de Hockey y acabar la noche en The Beat con una cerveza mientras Scott canta en directo. Sí, creo que necesito ese hechizo urgentemente.


En conclusión, no sabía que necesitaba tanto a Hailey y Shawn para ser feliz hasta que me he visto pensando en su historia cada segundo del día. 




viernes, 28 de octubre de 2022

Reseña: Yo te vi primero


La vida es demasiado corta como para no disfrutar hasta el mínimo segundo de lo que esta nos brinda… Y eso es lo que ha tenido que aprender Chelsea Wallace tras el accidente. Solo bastaron cinco segundos para que toda su vida diera un giro de ciento ochenta grados. Y ahora, solo bastará un parpadeo para que su relación con Scott Hamilton cambie… Como si ambos estuvieran destinados a encontrarse. Como si ambos tuvieran una cuenta pendiente...  


“Yo te vi primero” es el primer libro de new adult de Patricia Bonet y también es uno de los mejores libros del género que he tenido la suerte de leer. En serio, hacía tiempo que no me lo pasaba tan bien leyendo un libro y es que esta historia se llena de todos los ingredientes que me gustan... El ambiente universitario, los partidos de Hockey y muchos cafés con moka, nata y extra de caramelo. El vecino de arriba, las sesiones de fisioterapia y los paseos en moto. Él, que está en todas partes, ella, que no puede evitar odiarlo y “The night we met” de Lord Huron inundándolo todo… Una historia que se llena de amor, amistad y familia. 


Y no voy a engañaros, este libro me ha tenido enganchada hasta el final, pero sobre todo, me ha mantenido expectante porque de alguna manera necesitaba saber cómo la autora iba a resolver el embrollo en el que se había metido. Y para mí, ha sabido hacerlo a la perfección, sin caer en dramas innecesarios y sabiendo emocionar al lector en todo momento. Y si algo me ha gustado también es que Patricia Bonet ha sabido revelar cada información a su debido momento.


Por otra parte, tuve la suerte de conocer a esta escritora en la IV edición del Murcia Romántica y no solo fue un descubrimiento para mí, sino que también me llevé un ejemplar de este libro firmado a casa… “Que Chelsea y Scott te hagan creer en el amor y en los finales felices”. Esto fue lo que la autora me escribió entre las páginas de este libro y esto es justo lo que me ha ocurrido con esta novela. Siempre he sido una romántica, esto no es ningún secreto, pero son este tipo de historias las que consiguen hacerme soñar con los ojos abiertos y creerme cuando os digo, que no todo el mundo logra hacerme sentir como Patricia Bonet lo ha conseguido con esta novela. Y bueno, desde luego que no me voy a enamorar de la primera persona que pase por la calle, pero sí que me apetece vivir una historia tan bonita como la de Chelsea y Scott.


Además, si algo tengo claro es que quiero un libro por cada personaje que aparece en este tomo; Shawn, Hailey, Luke, Helena, Brad y si me apuras, también quiero conocer la historia de los padres de las gemelas porque quiero que Kevin y John me adopten. Hasta ese punto llega mi obsesión con estas páginas. Y es que todos y cada uno de ellos han conseguido robarme el corazón y lo último que quiero ahora, es tener que despedirme de ellos… La segunda parte, “A un piso de distancia”, ya está publicada y ahora mismo, solo deseo, hacerme con una buena taza chocolate, meterme en la cama y empezar a leer la historia de Shawn y Hailey. El mejor amigo de Scott y la hermana gemela de Chelsea. Que si ya me tienen con las pulsaciones a mil, no me quiero ni imaginar cuando me adentre de lleno en su historia. 


Que me duelan los labios de tanto sonreír, que el corazón se me paralice y que un ejército de Oompa Loompas camine a sus anchas en mi interior. Eso es lo que ha conseguido Patricia Bonet con “Yo te vi primero”.

viernes, 14 de octubre de 2022

Reseña: Tú tan refugio y yo tan a la deriva


Marco lleva tiempo viviendo a medias porque no soporta la idea de avanzar y dejar atrás algo que ya no existe. Erin ha vuelto porque necesita cerrar partes del pasado para poder avanzar. Diez años han pasado desde que se vieron por última vez… Y ahora, solo les queda un sin fin de oportunidades y sueños deseando reemplazar todo lo malo y dejar solo el recuerdo de lo que una vez fueron juntos. 


“Tú tan refugio y yo tan a la deriva” es la última entrega de la serie, “Sin mar” y si hay algo que se me da mal en esta vida son las despedidas. Así que no os voy a engañar, no estoy bien... Ahora mismo, solo quiero hacer las maletas y comprarme un billete de ida a la urbanización de Sin Mar. Así que si en unos días no doy señales de vida, ya sabéis donde estoy. Por favor, no buscadme. 


El paso de los años y como han ido cambiado las vidas de los cuatrillizos, ha sido sin duda, mi parte favorita de este libro. Y es que para qué vamos a engañarnos, no hay cosa que me haga más feliz que un libro lleno de niños. Ver el jardín atestado de risas de los hijos de Julieta, Diego, Esme, Nate, Alex, Eli, Amelia, Einar… Me ha dejado con una sonrisa enorme durante toda la novela. Y es que si estos libros son tan especiales, es justo por los lazos familiares que los une a todos. La familia que crean entre todos ellos y de la que te hacen partícipe como si fueras uno más… Por eso, creo que no me hubiese importado leer diez mil páginas más porque a mí ver hasta la lista de la compra de esta gente me pone contenta.


Este libro me ha hecho feliz en muchos aspectos, pero al mismo tiempo, Cherry Chic, ha conseguido desangrarme. Y sí, me voy a poner un poco melodramática, pero es que no os imagináis todo lo que he sufrido con la historia de Marco y Erin. A ellos ya los conocimos en el primer libro; él por ser el sobrino de Diego, ella por ser una de las niñas que Amelia ayudó en la asociación en la que trabaja. 


Un pasado difícil, eso es lo que les tocó vivir a nuestros protagonistas. Vivir en un barrio conflictivo con unas madres que no les querían donde los abusos sexuales y golpes eran su pan de cada día… Sobrevivir no fue sencillo, pero lo consiguieron gracias al amor que sentían el uno por el otro. Mantenerse con vida y huir era el plan. Pero todo cambió cuando Marco encontró a su familia paterna y Erin tuvo que volver a Irlanda tras el fallecimiento de su madre. Y todo esto, la autora te lo va contando de una manera que te desgarra las entrañas, te parte el alma y te deja con todos los sentimientos a flor de piel. Es más, pocos libros consiguen hacer que me quite las gafas y me restriegue la cara para intentar aclararme los ojos, pero ha habido momentos en que las lágrimas lo llenaban absolutamente todo. Y de verdad, os prometo que nunca he sentido tantas ganas de gritar y tanta impotencia leyendo una novela…


Un reencuentro, dos supervivientes y la necesidad de recuperar todo el tiempo perdido. La luz de un faro que a pesar de todo, no ha dejado de brillar. Así definiría yo, “Tú tan refugio y yo tan a la deriva”.