lunes, 19 de noviembre de 2018

Cariño, cuánto te odio



Dicen que del odio al amor solo hay un paso, pero lo que separa a Lucy y Joshua tiene más que ver con: recursos humanos, las camisas diarias de él, el rojo del pintalabios de ella, el juego de las miradas de ambos… Un despacho, dos personas, odio y tal vez… mucho, mucho amor.

Que Lucy y Joshua no se soportan no es una novedad en la editorial Bexleys & Gamin, que se han declarado la guerra tras enterarse del ascenso, tampoco. Pero lo que nadie sabía, excepto ellos, es que el beso del ascensor logró cambiarlo absolutamente todo.

Mucho humor, alta tensión sexual y juegos de palabras son los ingredientes de la primera novela de Sally Thorne. Es cierto que su pluma no ha sido algo que me haya conquistado, aunque supongo, que parte de esto, tendrá que ver con la traducción. Para ser un libro de comedia romántica ha habido páginas que me han resultado pesadas y no por lo que estaba sucediendo, sino por su modo de contarlo. Aún así, este libro deja varias escenas míticas que serán difíciles de olvidar, ya que una partida de Paintball no será lo mismo tras esta novela.

Es una historia que pasa en un periodo corto de tiempo, donde más que una trama en sí, hay dos personajes y eso, me ha hecho plantearme que quizás, hubiese sido más acertado escribir el libro bajo ambas perspectivas. Aunque posiblemente, al decir esto, solo esté formulando mi deseo de conocer hasta el mínimo detalle de Joshua. Como toda la plantilla de los Bexleys dentro de la editorial, él es frio, seco, calculador… Estamos ante un personaje que puede pecar en algún momento de obsesivo y controlador por los efectos secundarios de su “trágico” pasado, sin embargo, serán sus pequeños detalles los que harán que nuestro corazón lata MUY fuerte por él. Como he dicho antes, la historia está narrada bajo el punto de vista de Lucy, la parte Gamin en la editorial, ellos son todo sentimiento, amabilidad y sonrisas… Y así es ella, encantadora con todos, menos con Joshua, a él simplemente lo odia.

Puede que la historia peque de ser bastante predecible, pero sí que es cierto que conforme van avanzando las páginas, todo se vuelve mucho más interesante, mucho más intenso. Y eso es bueno porque al final, la sensación que se te queda como lectora es muy satisfactoria.

¿Por qué del amor al odio hay tan poca distancia? ¿Por qué se asemejan tanto estos dos sentimientos? ¿Los que se pelean se desean? ¿Por qué Lucy no puede de dejar de pensar en Joshua y viceversa? Descubre todas las respuestas, adentrándote en las vidas de estos dos locos obsesionados el uno por el otro. Descubre; “Cariño, cuánto te odio”.


¡MUCHAS GRACIAS A LA EDITORIAL POR EL EJEMPLAR!

Si quieres saber más sobre este libro pincha aquí