lunes, 20 de mayo de 2019

Idiotizadas


Érase una vez una chica que decidió cambiar el mundo. Que decidió contar verdades y dibujar historias. Érase una vez “Idiotizadas”, un cuento de empoderhadas.

Nadie le dijo a Moderna de pueblo que trasladarse a la ciudad iba hacerle tanto bien y no solo porque conoció a grandes amigas como; La sirenita pescada, Zorricienta y Gordinieves, sino también porque fue allí, en el centro de la ciudad, cuando empezó a desintoxicarse de los finales felices de los cuentos de hadas o más bien, de los cuentos machistas que desde pequeña le habían inculcado.

“Idiotizadas” es esa novela gráfica con la que te sentirás identificada desde la primera página. Y más que un libro cualquiera, podría definirse como un grito a la libertad. Creo que a lo largo de nuestras vidas a todas nos han dicho cómo comportarnos, cómo actuar, como ser… Y ver que tanta gente se ve reflejada en estas páginas, me deja pensando en si la sociedad crea más prototipos de robots que personas humanas… O si al final es cierto eso de que nuestra vida está guionizada porque todas en algún momento, hemos pasado por alguna de estas fases. Y realmente es triste pensar en ello, pero más triste es pensar que en pleno siglo XXI la sociedad y el patriarcado nos sigue sometiendo a un examen diario y nos sigue juzgando si nos salimos del patrón establecido.

Dividida por hechizos en vez de capítulos y con el humor único de Moderna de pueblo, nos adentraremos en situaciones que reflejan muy bien la realidad diaria de una mujer; la relación con las amigas cuando empiezas a tener pareja, las consecuencias de engordar o tener que depilarse, los efectos secundarios de haber dedicado toda tu vida a ser ama de casa o el verse casi-obligada a ser madre a cierta edad… Nuestra protagonista se verá envuelta en todo tipo de instantes y gracias a las experiencias de su madre, de sus amigas y de la suya propia, Moderna de pueblo comenzará a ver el mundo de una manera diferente, comenzara a desidiotizarse. Porque una mujer no tendría que abandonar toda su vida para hacerse cargo de sus hijos y porque una mujer no es una “puta” por acostarse con todos los que le de la gana.

Y bueno, sobra decir que lo que hace adictivo a este libro son las maravillosas ilustraciones que acompañan a la historia. La autora ha sabido cuidar al milímetro cada detalle y ha sabido plasmar a la perfección cada escena. Pero si hay algo que hace especial a esta novela gráfica son las lecciones que la autora nos deja en este cuento de empoderhadas.

Érase una vez “Idiotizadas”, el libro que hizo del mundo un lugar MUCHO mejor.



Si quieres saber más sobre este libro pincha aquí